"Un veterinario no solo ama a los animales, los cuida hasta SILENCIAR UN DOLOR MUDO que los humanos no podemos escuchar"

vet-pequevet

Soy Alex, y ayudo a estudiantes de Veterinaria a ser más eficientes y productivos; aprender a manejar sus emociones, y a prepararlos para su futura salida al mercado laboral.

Me llamo Alejandro Lucena, jerezano de pura cepa desde 1992 (Jerez de la Frontera < Cádiz < España).

Estudié Veterinaria en la Universidad de Córdoba. Sobre el año 2015 me rondaba la idea de empezar un blog para poder ayudar a otros alumnos, tratando de explicar temas que a mí me resultaban complejos de entender; así que cuando el profesor de “repro” nos dijo que quién hiciera vídeos sobre las prácticas tendría un punto más; abrí el canal de YouTube y me lancé a la piscina. 

 

En la última etapa de mi carrera, tres ratitas me acompañaron en el duro camino (Kabba, Drogom, Dida). Fueron unos animales realmente impresionantes, inteligentes y adorables; con los que disfruté, aprendí e incluso eché mucho de menos cuando se fueron al cielo de las mascotas. 

rata-kabba-pequevet
rata-drogom-pequevet
rata-dida-pequevet

No pretendo aburrirte con mi historia, pero como esta página es algo más personal; me tomaré el lujo de contártela resumidamente:

Siempre he sido una persona introvertida, tímida y callada. Con los años esa forma de ser ha ido evolucionando, lo que me ha permitido grandes cambios a mejor. Me considero bastante normal, me encanta bromear, reír y hacer el tonto siempre que me siento a gusto. Me encanta la naturaleza y los bichos, todos los bichos; los asquerosos también.

Mis años de facultad no fueron realmente buenos.

Comencé estudiando en Cáceres, ciudad de la que guardo un bonito recuerdo, pero en segundo me trasladé a Córdoba; y ahí empezaron mis problemas: mala planificación, falta de organización, mal manejo del estrés, problemas personales, inseguridad… todo ello derivaba en problemas de sueño, bajo rendimiento académico, poca socialización, más problemas personales…

La Asociación de Estudiantes Veterinarios de Reino Unido (AVS) reportó que dos tercios de los estudiantes se han llegado a sentir abrumados en algún momento de su periodo universitario; con un 52% de alumnos sufriendo ansiedad y un 35% depresión; citando también otros trastornos como insomnio, trastornos obsesivo compulsivos y desórdenes alimentarios. «Vaya, pues no soy un bicho raro» pensé; aunque si alguien me hubiera dicho cómo planificarme y organizar mi calendario y mis horarios, quizás la cosa hubiera sido diferente

 

tfg-veeterinaria

¡Y el gran día llegó! Podía decir con orgullo: "Soy Veterinario"

Salía a un mercado laboral junto con cientos de pequeños veterinarios más; dispuesto a comerme el mundo. Pero te das cuenta de la cruda realidad:
El Colegio de Veterinarios de Madrid realizó un estudio "Veterinaria 2030"; en el que los encuestados: alumnos de Veterinaria entre otros profesionales, destacaban como principal problema (52.7%) el elevado número de egresados que salían cada año de las facultades del país. Otros problemas actuales son el escaso reconocimiento social, la baja remuneración económica, intrusismo, carencias en la formación universitaria, etc. 

Al poco tiempo conseguí trabajo en una clínica veterinaria. 100% novato. Muchas prácticas de verano en clínicas, sí sí, pero novato. Ahí fue cuando sufrí en mis propias carnes algo que no echas de menos en la facultad; y es que no te preparan para el mercado laboral. Afortunadamente, tuve unos compañeros maravillosos y más experimentados que me enseñaron todo lo que sabían. 

A las pocas semanas empecé a hacer urgencias. El estrés de las urgencias me circulaba por las venas: fines de semana enteros en la clínica, madrugadas enteras atendiendo, medicando… Y eso fue otra cosa que me hizo pensar: como estudiante mi salud mental había sufrido, pero como veterinario sufría mucho más. Y no sabía qué hacer para solucionar el problema.

Estrés, ansiedad, depresión, problemas mentales, e incluso suicidios; son problemas que los veterinarios sufrimos, algunos de estos problemas con más tasa que el resto de la población. Por eso decidí intervenir y tomar cartas en el asunto: debemos normalizar hablar de salud mental y de bienestar emocional.

Y por todo esto que te acabo de contar es por lo que quiero ofrecerte mi ayuda. Por eso he desarrollado el método Organ&ficación y he creado los encuentros “Pata a Pata”; con dos tipos de sesiones basadas en nombres de mis queridas ratitas. 

Sin trucos ni fórmulas mágicas: experiencia, constancia y mucho trabajo.

Ir arriba